Reflexión al madrugar

Estado

Creo que uno de los cambios más profundos que he tenido en mi vida ha sido en la manera de cómo me relaciono con los demás. Hubo una época, hace ya tiempo, en que tenía una timidez y una inseguridad que me hacían tener miedo de hablar. Temblaba cuando tenia que interactuar con cajeras, con despachadores o vendedores de mostrador. Y cuando empecé a laborar como docente, tenía que poner demasiado de mi empeño para dirigirme a los alumnos, y era muy mala imponiendo disciplina en clase.

Un escritor llamado Neil Gaiman dijo alguna vez “se sabio, y si no puedes ser sabio, haz lo que un sabio haría”. Mi cambio inició con “fingir” que no me daba miedo hablar con algún desconocido en la calle para pedir la hora o alguna dirección. Respiraba profundo, repasaba mentalmente mis líneas y me lanzaba a hablar. Poco a poco, deje de “fingir” y la interacción surgía más naturalmente, Con los alumnos, “imaginaba” como se comportaría el maestro que mas me influyo para aprender y trababa de darme a respetar como él lo haría.
Lo curioso es que funcionó, y actualmente, el último grupo que tengo se queda quieto y en silencio cuando digo en voz alta a aquel que pone la distracción en la clase “hoy no estoy de humor para eso”.
Creanme, hace apenas unos años eso no hubiese funcionado.

Anuncios

Reseña rápida – Punisher: Madre Rusia

motherrusia2

Advertencia: presencia de palabras altisonantes y ofensivas. No se puede reseñar a Garth Ennis sin mentar madres.

“El único problema son esos dos autos llenos de pendejos.”

Punisher es uno de mis personajes favoritos, por lo visceral de su violencia y lo recto de sus principios. Ha tenido sus altas y sus bajas, sin embargo, las mejores historias suyas han salido de la enferma mente de Ennis, mejor conocido por su trabajo en Hellblazer (Constantine, el hechicero mas bastardo de la creación) y Preacher (uno de los comics más torcidos, blasfemos y brillantes que he leido), entre otras obras.
En Mother Russia, Punisher es convencido por Nick Fury (quien es todavía blanco y un durísimo hijo de puta) para rescatar a una niña secuestrada en un almancén de misiles nucleares en Rusia. Y si bien la premisa es bastante básica – Punisher matando a todo lo que se mueva – los diálogos de Ennis crean a un Fury que agarra a cinturonazos a un coronel de la CIA y quien de plano admite que le gustan las mujeres que cobran por hora, a un Punisher totalmente desalmado que le vuela la cabeza a una anciana, sin embargo, protector y considerado cuando le viene en gana, y a un aparente villano que no es sino la contraparte rusa de los corruptos generales gringos.
Es de admirarse como Ennis puede narrar y hacer interesantes historias con el mismo principio, Punisher matando a mafiosos, pero no caer en la repetición o autocomplacencia. En resumen, si no tienes problemas con leer un cómic en donde hay disparos a la cabeza, sangre y mentadas (“¿Que carajos le pasa, Fury? ¿Que clase de pendejo demente mete a Punisher en un almacén de misiles?”) ésta es una excelente opción. Ojalá traigan más material en el futuro.

motherrussia1

Reseña rápida – Jupiter´s Legacy

Hacia tiempo que había visto este cómic en el aparador, lo dejé pasar y luego lo volví a ver. A Mark Millar lo conocemos por su famoso Kick ass, Old man Logan y Kingsman, y Frank Quitely lo conocí primero por The Autority. No soy mega fan de Millar, pero el escritor tiene ideas interesantes… o tenía.
Jupiter’s Legacy no es un mal cómic, lo correcto es decir que toma todas las buenas ideas de otros cómics – mas específicamente Kingdom Come, Miracleman, con toques de Civil War – y los vuelve a contar al estilo del Millarworld (marca registrada, por cierto). Un grupo de personas exploradoras se vuelve, gracias a una raza alienígena, el grupo de superhéroes de la edad de Oro, los cuales tienen hijos que caen victimas de los depresivos 80’s y 90’s. El eterno jaleo entre “los superheroes debemos seguir las reglas” y “los superhéroes debemos gobernar al mundo” explorado en otros cómics de mejores escritores vuelve a aparecer aquí. Los hijos de un supervillano y el máximo de los heroes acaban engrendrando un hijo que viene siendo el más poderoso de los supers.. Un tío supergenio manipula a su sobrino metahumano grunge para tomar la Presidencia de los EU y crear una utopia que, por supuesto, no funciona. Ahora cae en manos de la tercera generación derrocar a ese gobierno villanesco porque… bueno, porque si no lo hicieran, no serían superhéroes.
Como verán, Jupiter´s Legacy no rebosa originalidad, pero la historia es entretenida y el dibujo de Quitely es bastante aceptable. Solo consta de dos volúmenes, y esperemos que el segundo, la conclusión, venga pronto a México.