DKIII The Master Race (reseña)

DKIII1

Entré al salón y dije:

“Hoy no va haber clase, voy a leer cómics”

Llevaba conmigo los números del 1 al 8 de DKIII, publicados actualmente por Editorial Televisa y creí que tenía material para al menos una hora. Craso error.

Leí todos en menos de 15 minutos.

Tanto así que volví a releerlos por si no me había saltado páginas. 

Voy a dar mi reseña en forma de entrevista, porqué así me divierto más. 

DKIII3

¿La edad le esta pegando a Frank Miller?

La edad le esta pegando desde hace casi más de una década. No hay material suyo que reviva las glorias pasadas de su época en Daredevil, Spiderman o DKR. Quizás Martha Washington, pero incluso el admite que tomo ideas de Ayn Rand (La rebelión de Atlas). No es pecado admitir que la mente y el genio de un hombre envejece y se opaca con el tiempo. Frank Miller DEFINIÓ una era del cómic, pero escribir ya no es lo suyo. Ni dibujar. Por favor, DC cómics, deja al hombre vivir su jubilación tranquilo y solo ponlo a hacer cameos (que tampoco es deshonroso).

¿Pero, con esa cooperación de jugadores de las grandes ligas (ayuda en el guión de Azzarello, lápices de Kubert, entintado de Klaus Jason), cómo puede fallar?

Falla porque el guión esta dictado por las pocas partes no seniles del cerebro de Miller. Es fatalmente predecible. No añade nada, absolutamente nada nuevo (que me perdonen los fans). Pasas las páginas diciendo “ajá, ajá, aja, ¿en serio?, ajá”. Parece que se le olvidó que DKR esta ubicada en el futuro, pero DKIII, al parecer, esta ambientada en el presente. Ya no se si son universos paralelos o que ostras, lo único que tienen en común es la testarudez de Batman y Cassie, que pasa de Robin, a Chica Guepardo (en DKII) y ahora es… ¿no importa si doy avances?

Nah, estamos en confianza.

Como decía, ahora es Batgirl. ¿Que pasó con el resto de la JLA? No se explica claramente, para eso tienes los dichosos minicómics que llenan los huecos de la trama. Esos minicómics deberían estar integrados en la narrativa principal, pero no sucede. Además unos están dibujados enteramente por un Miller que ha olvidado la anatomía, y la perspectiva. Y el uso de sombras. Y los rasgos faciales.

¿Cual es la parte más débil de DKIII?

El guión, como ya dije. No tiene sentido. Vamos, en un minicómic, unas kriptonianas le cortan la mano derecha a Green Lantern, que cae derrotado. ¿Y su jodida mano izquierda? ¡Quedó manco, no paralítico! Y según Miller, Batman tiene una solución para absolutamente todo, materia negra, lluvia de kriptonita, mensaje ultrasónico para Aquaman. Si no ha resuelto el hambre mundial y el calentamiento global es porque no se le ha pegado la gana.

¿Y cual es la parte más fuerte de DKIII? Porque ha de tener alguna.

No, no tiene ninguna.

Ya, en serio. 

El dibujo de Andy Kubert es bastante bueno, en gran parte de la obra. La solución a la amenaza kriptoniana es interesante, pero utiliza el mismo recurso que en DKR. El conflicto Superman-Lara-Wonder Woman (cargando a su bebé Jonathan casi todo el tiempo) despierta la intriga, solo que el final es predecible, ya saben, hija rebelde, intoxicada de poder…

Oye, pero, ¡la historia es de Batman!

Te dije que era un mal guión. Batman lleva muriéndose y envejeciendo desde hace casi tres décadas, pero Miller no sabe – o no quiere – llevar al personaje a un final digno. Miller tampoco quiere – o tampoco sabe – tener su propio final digno, así que lo dejaré en tablas.

Entonces, ¿cual es el papel de un Batman envejecido y semi resucitado en esta apoteósica invasión de kriptonianos fanáticos?

Al parecer es el más genial, el más importante, el más imprescindible de todos los metahumanos en el mundo entero. De ahí la historia no explica más y no se en que rayos estaba pensando Miller. Por cierto, ya no es un Batman envejecido y semi resucitado.

¿Por fin se muere?

Todo lo contrario.

Al momento solo se ha publicado hasta la parte 8 de 9. ¿Crees que en el último número se arreglen las cosas? ¿Un final de vuelta de tuerca?

Las vueltas de tuerca no son la especialidad de Miller, pero, por lo leído, en el final del libro 8, falta la batalla épica en donde la JLA se reúna (Green Lantern recuperó su mano de un traficante de alfombras persa) (¿cómo llegó ahí? Pregúntenle a Miller) para partirle el queso a los kriptonianos, Lara se arrepienta, quizás salvando la vida de su hermanito, Cassie haga algo heroico, y Batman sean tan genial como siempre, y no, no se va a morir en esta ocasión. Quizás en DKIV o DKV.

Entonces, ¿recomiendas leerla?

Claro.

¿¿Porqué??

Para que conozcan la diferencia entre un buen cómic y un mal cómic. Este cómic pudo haber sido genial, pero le falta aquello que actualmente le falta a todo DC cómics: originalidad. Quien sabe, habrá alguien que lo lea y decida escribir una historia mejor. Uno nunca sabe.

DKIII2

 

 

Anuncios

Reseña rápida – Jupiter´s Legacy

Hacia tiempo que había visto este cómic en el aparador, lo dejé pasar y luego lo volví a ver. A Mark Millar lo conocemos por su famoso Kick ass, Old man Logan y Kingsman, y Frank Quitely lo conocí primero por The Autority. No soy mega fan de Millar, pero el escritor tiene ideas interesantes… o tenía.
Jupiter’s Legacy no es un mal cómic, lo correcto es decir que toma todas las buenas ideas de otros cómics – mas específicamente Kingdom Come, Miracleman, con toques de Civil War – y los vuelve a contar al estilo del Millarworld (marca registrada, por cierto). Un grupo de personas exploradoras se vuelve, gracias a una raza alienígena, el grupo de superhéroes de la edad de Oro, los cuales tienen hijos que caen victimas de los depresivos 80’s y 90’s. El eterno jaleo entre “los superheroes debemos seguir las reglas” y “los superhéroes debemos gobernar al mundo” explorado en otros cómics de mejores escritores vuelve a aparecer aquí. Los hijos de un supervillano y el máximo de los heroes acaban engrendrando un hijo que viene siendo el más poderoso de los supers.. Un tío supergenio manipula a su sobrino metahumano grunge para tomar la Presidencia de los EU y crear una utopia que, por supuesto, no funciona. Ahora cae en manos de la tercera generación derrocar a ese gobierno villanesco porque… bueno, porque si no lo hicieran, no serían superhéroes.
Como verán, Jupiter´s Legacy no rebosa originalidad, pero la historia es entretenida y el dibujo de Quitely es bastante aceptable. Solo consta de dos volúmenes, y esperemos que el segundo, la conclusión, venga pronto a México.