Haha (parte VIII y última)

Bullock almorzaba en su escritorio, utilizando las carpetas de varios expedientes como mantel para evitar manchar su área de trabajo con catsup y mostaza con jalapeño. Y, salido de la nada, un joven detective se planta a su lado, tan emocionado como un novato al resolver su primer caso...

Anuncios

Haha (parte VII)

Akina aún no se acostumbraba al sol. Y si bien aún no hacía bastante calor, esa tibieza penetraba en su piel, una tibieza soñolienta que la adormilaba, efecto benéfico a los ojos de la doctora, quien la incitaba a tomar cuantas siestas desease. Sin embargo, es estos momentos no quería desconectarse del mundo y permitirle a su cerebro intoxicado de cordura asimilar todo el cúmulo de sensaciones nuevas, recién integradas a su sistema. Quería hablar con Kurono. Y Kurono quería hablar con ella.

Haha (parte VI)

Tardó en reconocer a la doctora Akutagawa, quien entraba a la habitación, ayudada de su bastón. Sus recuerdos de la anciana databan de su última estancia en Arkham, cuando pasaba apacibles períodos en su compañía, aprendiendo origami, o escribiendo palabras con complicados signos llamados kanji, de una manera tan artística que lucían como cuadros decorativos...

Haha (parte V)

Vanko Smolensko colocó vigilancia en el piso inferior, un par de sus mejores hombres, antes de subir las escaleras y esperar a Butcher, en compañía de diez hombres más. La noche previa, recibió un mensaje de sus informantes de confianza, Butcher, la maniática asesina que durante casi un mes diezmó sus filas e incendió sus negocios, deseaba ofrecerle un trato...

Haha (parte IV)

Han pasado varias semanas desde que la policía de Gotham confirmó las actividades delictivas de Dunia Raskólnikof, alias “Butcher”, las cuales incluían múltiples variables de homicidio, daño a propiedad, tortura, y provocación de incendio, su forma de borrar la gran parte de las evidencias...

Haha (parte III)

(continúa...) Ella y su asistente se retiraron, dejando al cuerpo de policía continuar con las investigaciones. Montoya tomó notas, al tiempo que Bullock encendió un cigarrillo. - Ve este desastre – dijo, después de jalar una generosa bocanada – y aún se enfada de que la nombremos Butcher. VII. La realidad de las cosas. El … Sigue leyendo Haha (parte III)