De historias, niños y superhéroes

333354428b3601762497d064642ab428

Cuando Alan Moore lanzó pedradas contra los superhéroes actuales, no lo hizo por el simple hecho de ser superhéroes. El se refiere a que existe una necesidad de crear nuevas HISTORIAS. HISTORIAS que cautiven a niños de 10 años y los hagan apurarse a hacer su tarea para leer bajo las sábanas una aventura distinta cada mes. Los superhéroes actuales ya llevan mas de dos decadas en activo. Sin embargo, esto no es del todo negativo.

4b1253e645199f35e4ae971d10b37b68

Mito #1. Las mentes de los niños son planas, simples y fáciles de embaucar. Totalmente equivocado. Trata de explicarle a un niño porque los Santos Reyes solo le traen juguetes del centro comercial más cercano y verás a lo que me refiero. Los niños son mentes distintas a las prejuiciosas, dogmatizadas y esterilizadas mentes adultas. Su razonamiento es mas puro, menos conveniente al adulto, si, pero ellos conservan la capacidad de observar el mundo que nosotros ya olvidamos. Y si a un niño le aburre algo, simplemente es aburrido. Las HISTORIAS para niños, entonces, deben ser atrayentes, que les generen emociones primarias (alegría, tristeza, duda), con una trama clara y perfectamente logica. Ellos notaran, a la primera, cuando algo no tiene sentido.

2b94b38ed8af8c16f6840bfb519dc70f

Mito #2. Los cómics y los superhéroes son un producto imperialista creado para las mentes estúpidas de los niños. Equivocado al cuadrado. Cualquier forma de expresion humana puede ser un producto imperialista (véanse las películas de propaganda nazis y las de posguerra anticomunista norteamericanas), cualquier discurso, cualquier obra de arte. Cierto, la función primaria del cómic fue comercial, sin embargo, muy pronto se dedicó a contar HISTORIAS. Y, cuando el cómic percibió su potencial de llegar tanto a mentes infantiles, como adolescentes y a mentes maduras, se volvió arte, y por lo tanto, infinito. Los superhéroes, por tanto, son PERSONIFICACIONES DE HISTORIAS. Depende del equipo creativo hacer narraciones estúpidas… o magistrales.

068bec4f64b36a703de9fcbe1d9d14ac

Mito #3. Superhéroes+cine+niños= peliculas vacias y comerciales. ¿De que va “King Kong”? de un gorila gigante en Nueva York. ¿De que va “Tiburón”? de un tiburon dandose un buffete de bañistas. ¿De que va “Metrópolis”? Un cientifico loco crea una robot sexy. Y no menciono “Godzilla” porque con esos ejemplos tengo mas que suficiente. Resumiendo, lo importante no es “de lo que trata una pelicula”, sino DE COMO ESTA CONTANDO ESA HISTORIA. El cine es un híbrido entre la fotografía y la narrativa convencional, y el cómic es a la vez un híbrido entre la narrativa convencional y la ilustación, pero ambos tienen en común, y ésta es su FUNCIÓN ÚNICA Y PRINCIPAL, CONTAR UNA HISTORIA. ¿Puedes contar una historia de un mapache parlante, un hombre que se encoge y una superespía? ¡Claro! Verne escribió una historia sobre tres tipos que se meten en una bola de cañón y llegan a la luna, y Shelley hizo otra en donde un estudiante reanima a una abominación hecha con trozos de cadáveres. La imaginación, como ya saben, no tiene límites, mientras ESTES CONTANDO UNA BUENA HISTORIA.

00f890fd959f6e744b850bd806d19e04

Mito #4. Las buenas obras de arte son profundas, complejas y hablan de cosas que solo los adultos podemos entender. Superfalso. Esta es la falacia de todos aquellos que hacen cine de “arte”. ¿Quieren cine profundo y artistico? Échense un maraton de Bergman, Fassbinder y Lynch (tómense unos tres expressos para el aguante) y me cuentan como les fue. Una cosa es arte, y otra, una buena HISTORIA. Las buenas historias llegan directamente a tu corteza cerebral sin que te des cuenta. Te hacen creer que un hombre puede volar, vivir una eterna venganza o correr como una sinapsis. Y si son REALMENTE BUENAS HISTORIAS, ya no te “hacen creer”, lo ERES. LO VIVES. Una buena historia no necesita explicarse, ni escenas extendidas, ni saber el contexto oculto, no las razonas, no las estudias. Su mensaje llega directamente a tu subconciente. Viviste esa aventura, y realmente la recuerdas. Y, ¿saben? Los niños son particularmente hábiles para detectar las buenas historias.

 

Le pase al chiki “Balas sobre Broadway” y cuando le pregunté, después, que recordaba de la película, respondío “un hombre que trataba de hacer una obra de teatro, pero nada le funcionaba”. Esa es la historia. Te hace reir, te hace pensar, pero esa es, en pocas palabras. Cuando salimos de ver Civil War, le pregunte que le pareció. “Ojala el Capitán América y Tony Stark pudieran volver a ser amigos”, respondió. Y sí, esa es la historia.

Recuerden, no busquen cine “culto”, ni tramas complicadas. Regresemos a lo básico. Buenas historias.

Anuncios

Animate! Deja un comentario. Todos son valiosos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s