El viaje de Ra (parte I)

A Pamela. PAGINA 44 Pamela me invitó a participar con ella en una convocatoria para libros ilustrados infantiles. ¿Cuando fue eso? No recuerdo ¿Años? Qué se yo. Ambas leímos la convocatoria, pero yo me confundí en la parte que decía “…48 páginas”, y pensé que el proyecto tenía que tener 48 páginas. Posteriormente ella me corrigió: “No, Ota (así me decía), son 48 páginas, MÁXIMO”

Rayos. 

De todas maneras le propuse a Pamela recortes en los textos, a un total que fuese asequible para ella. El tiempo se nos vino encima, y por gusto, decidimos dejarlo en 48 páginas. Igual era NUESTRA obra, y ambas nos habíamos encariñado con la historia y los personajes, así que podíamos dejarle el largo que se nos viniese en gana. 

Y nos íbamos a tomar el tiempo que nos viniese en gana para terminarlo.

Si bien nos separamos, el proyecto continúo latente. Cuando me metí más en el mundo editorial me di cuenta que iba a estar en chino que una editorial se aventara a publicar un libro infantil a 48 páginas completas a todo color (y si, para no afectar el dibujo, se colocara en la página izquierda la ilustración, y en la derecha, el texto, elevaría el total de páginas a 96. Un libro promedio de esta categoría tiene 24 páginas, salvo raras excepciones) de un par de desconocidas. Pero, ¿que importa, cuando Pamela ama dibujar, y yo amo escribir? Dibujaremos y escribiremos en vida, a pesar de nuestra vida, y seguramente, después de muertas. 

Así, que por eso, les compartiré esta obra, secuenciada, en mi blog. Aclaro, la palabras son mías, pero la visión, el color, la ternura, son de Pamela. Ella ha mantenido vivo el proyecto, y esta es mi forma de agradecérselo.  De antemano, gracias por leer.

El viaje de Ra

pagina1 La señora Marple era una anciana que le encantaba leer. Tenia unos libros enormes de miles de páginas, rellenos de letras apretujadas y pequeñitas, libros altos y delgados que tenían fotografías de flores, mariposas y barcos, y también libros chiquitos que cabían en las bolsas de su bata.   pagina2 El tiempo pasó y sus hijos crecieron y viajaron por muchos lugares. La Sra. Marple vivió sola en su casa con sus recuerdos y sus libros. A decir verdad, no tan sola. Hubo alguien que no viajó lejos. Un gato, llamado Ra.   pagina3   Tenía todo lo que un gato puede desear: croquetas remojadas en caldo, leche tibia antes de dormir, su propia caja de arena… pagina4   Un camastro cómodo y calientito, atún de excelente calidad y bolas de estambre de diez colores diferentes.   pagina5   Un jardín misterioso con ratas y arañas para cazar. (…continuará)

Anuncios

3 pensamientos en “El viaje de Ra (parte I)

  1. Pingback: El viaje de Ra (parte II) | Otakusama

Animate! Deja un comentario. Todos son valiosos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s