Catemaco

El salto de Eyipantla.

Conozco Comala a través de los ojos de mi madre…

Pedro Páramo

Me enfada que cuando platico a alguien de Catemaco, siempre acabo diciendo cosas como: “no, los brujos son solo para los turistas” o “y dale, no, la gente no se come a los changos. Ya ni hay”.

Y si, leyeron bien. Yo citando a Juan Rulfo. No se emocionen, no ocurrirá seguido. Si lo hago es porque esa frase es perfecta para describir la relación que tengo con la localidad de Catemaco, de donde es originario mi familia paterna, y donde, hasta el fin de sus días, mi abuela vivirá.

Un paréntesis previo. En ocasiones confundimos un lugar con lo especial o diferente que tiene en relación con otras localidades. Si escuchamos Acapulco, pensamos en playa, si escuchamos Distrito Federal, pensamos en Palacio Nacional y cuando visitamos un “destino turístico” preguntamos por actividades (nadar, visitar, comer) o sitios (una catedral, ruinas, una plaza) singulares que hacen que “valga la pena” el viaje. O buscamos actividades recreativas para pasarla bien, así de simple. Cuando les pregunto de Catemaco a conocidos, sus respuestas giran en torno a cuatro tópicos repetitivos: brujería, la laguna, el Salto de Eyipantla y los changos. ¿Eso es Catemaco? No para mí.

Así que no hablaré de brujos – se los repito, es solo para los turistas – la laguna – la gente no se baña ahí, solo en Nanciyaga – el Salto de Eyipantla – si vieron el “Medico de la Jungla” con Sean Connery y “Apocalipto” de Mel Gibson, no hay mas que agregar, solo que en la vida real se ve mucho más pequeña – y changos – experimento fracasado de conservación biológica de la UV, pues los simios se hicieron adictos a la comida chatarra

Para mi Catemaco es andar en sandalias, camiseta holgada y un short de algodón. Comer cubitos de chocolate o mamey y ver a la gente pasar.

Atracadero de la laguna de Catemaco.

Varias veces me he planteado como sería vivir alli. Las cosas serían algo aburridas, pero mucho más sencillas. Tendría mi consultorio con una minifarmacia, mi pareja tendría el único lugar donde se componen y rentan computadoras y nos entretendríamos llendo a misa. Encontraría a una vecina, y platicaría con ella mas o menos así, mientras mi niño me jala del brazo porque ya quiere irse a comprar unos platanitos fritos…

“- ¡Hola! Milagro que te veo

– Si, es que he estado ocupada

– ¿Ya viste con quien vino Hilario?

– Es su hermana ¿no?

– Su cuñada

– Esa no se la conocía…  no tiene mucho de estar aquí

– Dos meses nomás. Eso dice él. ¿Te enteraste de lo de doña Ifi?

– ¿la esposa del panadero? Lo escuche por la bocina ¿De que habra muerto?

– De repente….

– Ah de ser. ¿Y vas a ir al velorio?

– Es que luego no dan nada, ni un cafecito siquiera. Voy si tu vas.

– ¿Cuando empiezan los rezos?

– Mañana

– Es que tengo mucho que lavar….

Una tranquilidad que asimila la muerte a la vida, en el lento fluir del tiempo….

Iglesia de la Virgen del Carmen.

Sincretismo religioso, una amena mezcla de prácticas paganas prehispánicas y fe católica en la famosa (y dizque) milagrosa Virgen del Carmen, es uno de los atractivos del pueblo de Catemaco. La Semana Santa es una fiesta. Ah decir verdad, allá todo es una fiesta. Inclusive los velorios. Trasmigración de símbolos mágicos, que pasaron de ser una figurilla de barro a una cruz de caravaca, son los cimientos de la famosa brujería. Lo que siempre me divierte es que aquellos que dicen ser brujos, son viles charlatanes. Unos pocos aún mantienen las costumbre de las limpias y los trabajos, pero no cuelgan un letrero en la puerta de su casa. La magia es solo para la familia.

La isla de los changos (no recuerdo su nombre real)

Hay quienes me han dicho si se puede nadar en la laguna. De que se puede se puede, pero no hay balnearios por así decirlo.La calle da junto a la orilla de la laguna y es un poco penoso salir oliendo a mojarra de agua dulce y caminar hasta el hotel. Lo que mas se da es el paseo en lancha, pero tomenlo con reservas…

El pescador, en el malecón de la laguna

Mi familia paterna vive ahí, y mis primeros viajes son desde que tenía 6 años o menos. Existía una corrida de autobus en viaje directo, asi que era cosa de subirse, comer algo (casi siempre donas) y dormir. Despertaba con el calor y la humedad. La casa olía a leña y a masa fresca, y, cuando comía las primeras empanadas de queso que hacía mi abuelita, era que por fin, habia llegado.

Visitar Catemaco ahora, es sentarme a ver tele, comer hielitos de chocolate y decirle a mi abuela “gracias, pero si me como otro tamal más en serio me voy a enfermar”. Pararme en el umbral de esa casa atemporal, que ha presenciado la tranformación de una esquina a través de tres generaciones, pero, que a la vez, permanece igual. La gente sube y baja por esa calle desde hace cincuenta años.

El parque de Catemaco, frente al palacio municipal

Actualmente la zona de los Tuxtlas esta siendo muy publicitada por el ecoturismo, Es una de esas zonas que aun guarda el equilibrio entre la selva y la civilizacion y si bien no es tan popular ni tiene el glamour de los grandes centros de veraniego, como Cozumel, Puerto Vallarta o Veracruz, en Catemaco se encuentra, a mi parecer, un recurso natural que escasea en estos tiempos.

Tranquilidad.

Como creo haber dicho, es mi visión personal. Quizás otra persona viaje allá y se aburra de muerte. U otra me diga que no mencioné para nada todos los hermosos lugares que pueden visitar alrededor de la laguna (Coyame, Tebanca, Nanciyaga…)  O que no hable de los baños de temazcal o el barro curativo.

Pero para mi es un viaje introspectivo, sumergirme en los recuerdos de mi familia y, por un momento, olvidar que existe el tiempo y el futuro, solamente ver el sol sobre la laguna y escuchar los murmullos del pueblo, el silencio de la noche y los pájaros en la mañana.

La laguna de Catemaco

Anuncios

2 pensamientos en “Catemaco

Animate! Deja un comentario. Todos son valiosos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s