Del caos como única explicación racional a la realidad (o lo más parecido a ésta)

Los seres humanos no somos libros, fotografías y no podemos quedar enmarcados en un “cinematic record” que recolectan los burocratizados  shinigamis que aparecen en “Kuroshitsuji”. Somos mas como cristales. Diamantes, rubíes, zafiros. Nuestro brillo depende del corte del artista que nos pulió (llamémosle Destino, Dios, o simple casualidad), la incidencia de la luz, el momento del día, si descansamos en unos pendientes, aro de oro, terciopelo, o si estamos enterrados aún, entre la arena y la roca, esperando pacientemente la oportunidad para ser cortados y brillar.

Así, tenemos miles de facetas, todas cambiantes, todas variables. La luz incide en cierto ángulo, y somos gemas perfectas. Al minuto siguiente, podemos empañarnos, y nuestra grandeza no fue mas que una ilusión. La persona mas pulcra tiene momentos de obscenidad. Y el hombre mas cruel sobre la tierra, puede, según la refracción, demostrar el corazón puro que tiene enterrado dentro de sí.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Del caos como única explicación racional a la realidad (o lo más parecido a ésta)

  1. interesante y bella reflexion. Brillo cual diamante a la luz de tu amistad, si las aristas de mi diamantino corazón te lastiman alguna vez por favor solo rompelo como el sencillo cristal que en verdad es.

Animate! Deja un comentario. Todos son valiosos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s