Amor

Tus fugaces besos no son los que me llenan de esperanza. La forma de tu rostro es vaga en el palacio de mi memoria. No son tus ocasionales palabras que desinteresadamente encuentran mi oído. Es algo más etéreo, inalcanzable y espectral.

Es la luz que proyectas en mis pensamientos. Es el relato élfico de tu nombre, la semilla de pasión sin germinar. Una posibilidad perfecta, un futuro diamantino. Porque aún es un anhelo ingenuo de mi corazón.

Amo el concepto de amarte. Estoy enamorada de lo tanto que puedo llegar a quererte.

Limpio la vasija de mi espíritu, llenandola con inocencia, por ti. Envuelvo mis deseos en helados mantos virginales, por tí. Trenzo constelaciones de flores para adornar mi cabello, por tí.

Solitaria ahora, aislada de los celos, en lo alto del faro. Por tí.

Las tentaciones huyen ante mi anhelo de verte. La imagen de tus ojos protege mi corazón de la lascivia y frivolidad.

Estática y pura, por tí.

Y aquí aguardaré, enclaustrada en ropajes castos y silencio de acero. Eterna guardia, desvelo perpetuo. Bautizada por amaneceres, bañada por hadas, sepultada por estrellas.

Aquí, ante el mar, las eras, el cielo y su corte, esperaré por ti. Porque eres el amor no concebido. Vórtex de ilusiones angelicales.

Quizas nunca vengas. Quizas tu barco naufrague en brazos de otras mujeres.

Pero es la espera el agua que alimenta la minúscula flor de mi felicidad. La promesa de tu compañía, el significado de volverte a ver.

Y si en alguna luna nuestras miradas se encuentran en el camino,

y si tu mano toca inesperadamente la mia,

o tus labios rozan el rubor de mi rostro.

Moriré en un destello gozoso, consumida por una llamarada alegre y selvática, que hará arder mi espíritu, hasta que las cenizas de mi mente se disipen, tranquilas, en el aliento de tu voz.

Anuncios

Un pensamiento en “Amor

  1. Hermosas y sentido texto. Quizá sea el momento que atraviesa mi existencia, sin embargo, me he identificado con el pasaje de las letras.

    No sé si tenga un rostro real o sólo sea una imagen difusa, la que cruza (por mi cabeza) y cruzó por tu mente.
    El ser a quien fue dirigido en su momento debería haberse sentido conmocionado alegremente por tales palabras. 😉

Animate! Deja un comentario. Todos son valiosos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s