Breve resumen del Éxodo y Colonizacion

La historia humana esta hecha de creación, reformación y destrucción. No existen hitos definitivos, solo parteaguas que aceleran los cambios predefinidos en la estructura humana. La sociedad es un inmenso conglomerado de factores, tanto económicos, sociales, culturales, tecnológicos, políticos… tratar de adjudicar a uno de éstos una funcion protagónica en determinado suceso, es poseer una visión superficial y mayormente obtusa de la fenomenología del devenir histórico.

Por eso, se que al atreverme hablar del inicio del periodo que conocemos como el Éxodo y la Colonización, dejaré de lado incontables detalles, que, para los lectores exigentes, darán prueba de la premura y superficialidad con que manejo mi relato. Pero mi función no es, de momento, analizar con microscopio y pinzas todos los eventos que ocurrieron en esa etapa tan caótica de la humanidad. No, solo deseo aportar una mirada amplia, una introducción a aquellos desconocedores del tema.

Como ya sabrán, mucha de la información pre-Exodo se ha perdido. Así, como el hombre antiguo, nuesta unica forma de explicar el pasado y el porque de nuestro presente, es por medio de leyendas. Y lo que conocemos como “historia de la Tierra”, bien podia ser una leyenda. No tenemos forma de comprobarlo. O desmentirlo.

La fecha exacta en que se declaro la Primera Crisis de Superpoblación se desconoce. Se menciona cifras exageradas de habitantes humanos, que ocupaban apiñados las megaciudades, construidas sobre cualquier superficie posible. Ignoramos cuanto tiempo duro esta llamada crisis, pero conocemos su resolución: La Tercera Guerra Mundial, un movimiento bélico sin paragón, ocurrida entre numerosas naciones ávidas de territorios y recursos naturales. Después de varios años de enfrentamientos armados, el Tratado de Paz, firmado por vencedores y vencidos, incluia, entre varias pautas, la creación de lo que entonces se consideraba una utopía: la Aldea Global. Un término usado al principio en el argot cibernético, la Aldea Global se basaba en el supuesto de que, si la disputa entre fronteras era origen de guerras, eliminando dichas fronteras, habría mas espacio para la paz. Los paises se alinearían según el espacio geográfico, con los mares como zonas de división. El Bloque Americano ocupó todo el continente, incluyendo las islas del pacífico. El Bloque Europeo tenía por vecino al Bloque Asiático, que engulló a la India y el Bloque Africano fue de corta vida y débil situación, absorbido rápidamente por las riquezas del Bloque Arábigo. La Aldea Global, así constituida, sería el primer paso a la concordia terráquea.

Fue entonces cuando ocurrió el Arribo. Los maiar, alienígenas humanoides de avanzada, avisaron de su presencia desde la órbita de Saturno. Su intencion era clara, contactarnos. Los primeros mensajes hablaban de cooperación mutua, a cambio de alojamiento en nuestro planeta. Las naves colonizadoras fueron avistadas sobre las mayores ciudades del planeta. Entre la incredulidad y el terror religioso, los maiar nos confiaron su sabiduría y ciencia. Gracias a ellos, la humanidad conoció su “segundo salto tecnológico” Pero, como es de esperar, los líderes de los Bloques no estaban interesados en curar la atmósfera o erradicar pandemias.

Querían armas. Y se las pidieron a los maiar.

Lo siguiente fue una época confusa, que incluye la Segunda Crisis de Sobrepoblación, la cual trató de solucionar la célebre Cumbre Planetaria, ocasión para el mayor despliegue jamás visto de operaciones de inteligencia y espionaje. No se situa bien el inicio del Éxodo. Es cierto que desde la llegada de los maiar varias naves colonizadoras salieron de la Tierra, pero esos viajes carecían del sentido de huída y escape que caracterizón al movimiento poblacional del Éxodo. Unos lo veian como una gran aventura, apta solo para genios y ricos, unicos con el derecho de abandonar este mundo podrido, y otros, lo enfocaban como un destierro, un castigo ejemplar para aquellos indeseables que no tenian el derecho de permancer en nuestro mundo.

La discusión entre ambas visiones, y el miedo de que en realidad fuera un plan de los maiar para dejar del planeta, despojándonos de sus maravillosas naves, fue uno de los orígenes de la Cuarta Guerra Mundial, la peor y mas salvaje de todas. El Éxodo continuó. La humanidad escapaba de si misma. ¿Cuando duró? No se sabe con certeza. La Colonización fue un fenómeno inevitable, dado que las naves maiar no podian soportar indefinidamente una civilización. Se acepta ahora que tanto el Éxodo y la Colonización se traslapan entre si, y que, mientras varias naves viajaron por generaciones, otras tuvieron la suerte de encontrar un planeta apto para la vida.

El fin del Éxodo y la Colonización fue como el lento apagar de una fogata bajo el rocio matutino. Poco a poco, las colonias olvidaron a la Tierra. Unas, la borraron de sus memorias. El Último Contacto, fue de las Colonia Amberes Tercera. Según los registros, el operador encargado de mantener comunicación con el Planeta Hogar, reporto que “la señal se apagó,y en el mapa estelar, simplente desapareció”

No hay nuevos intentos de comunicación.

No hay viajes de exploración.

No hay intentos de regreso.

Ahora lo llamamos el Planeta Muerto. Si es que alguna vez existió.

Anuncios

Animate! Deja un comentario. Todos son valiosos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s