Hipersensibilidad

Hay quien puede leer o ver cualquier cosa sin afectarse. Escuchar las historias mas enternecedoras, escalofriantes o inquietantes, y solo las sentirá mienstras dure el relato, pero, al acabar la función o las páginas, volverá a su vida normal. Puede extraer conocimientos y anécdotas, pero puede no sentirlo. Pero, el que siente, el que involuntariamente se pone en el papel del verdugo o de la víctima, él realmente se ve herido o alentado por las palabras que escucha. El teme leer un relato de terror, porque realmente vive el terror, su corazón se agita, suda, tiembla. ¿Ustedes se meterian a la jaula del tigre hambriento, con el único propósito de emocionarse?

Este tipo de personas se segrega, pues su hipersensibilidad (en comparación de aquellos que tiene la empatía sentimental de una cucharilla de té) le hace insoportable lo mundano del exterior. Eso es fácil de entender. Pero yo quiero abordar el otro platillo de la balanza. Cuando los hipersensibles nos abstenemos de ciertas situaciones que, para el resto del globo, pueden parecer “inocuas”.

Yo no puedo leer cualquier libro. Y no por presunción estética o calidad literaria. Sino porque me impresionan. Las imágenes (sublimes o grotescas) rezuman de mi mente por las noches, en los momentos en que no hago ninguna actividad que requiera la totalidad de mi atención o mientras camino. Los amantes apasionados provocan misteriosas constricciones cardiacas. La crueldad, hace que me den colicos. No dire nada del realismo sucio, porque, por si no fuera sufientemente malo ser real, todavia tiene que ser sucio. Ya tuve mi dosis de secreciones corporales para toda la vida mientras trabajaba en el hospital, gracias.

No ahondaré en todos las sensaciones a las que me atengo cuando leo un libro o veo una pelicula o escucho una cancion – a propósito, esa es una de las razones por las que escucho muy poca musica en español, me enfoco en la letra, y si la letra me afecta, ya no puedo disfrutar la melodía – sino, en ¿como es posible no enloquecer o encerrarse en una cueva, como lograr vivir en el mundo real?

Es de todo, menos fácil. Hay que construirse un andamiaje mental y sentimental. Sumergirse en un mundo grato y protector, jardín y fortaleza, manto y escudo. Cuando estamos suficientemente fortalecidos por dentro, el exterior se vuelve irrelevante.

Como siempre lo ha sido.

Anuncios

2 pensamientos en “Hipersensibilidad

  1. Hipersensibilidad, me gusta, pues cautiva al lector en las primeras lineas, sin embargo me preferiría que continuara una historia real o ficticia del tema tocado, una anecdota o historia que sea consistente a lo dicho en un principio y aporte mas entre letras, logrando desarrollar una pregunta retorica y que al final de la lectura uno pueda reralizar una analogía con un momento, situación o circunstancia de la vida propia.

Animate! Deja un comentario. Todos son valiosos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s