Sobre los cuentos de hadas

J.R.R. Tolkien escribió un magnífico ensayo acerca de los cuentos de hadas. Les recomiendo a todos aquellos interesados en lo fantástico, ya sea ciencia ficción o aventuras medievales, que lo lean.
Ahora les voy a explicar el porqué.
Los cuentos de hadas son (o debieran ser) un género literario por si mismo, acerca de las razas mágicas, lo sobrenatural y aquellos que quedan fuera de los límites de la racionalidad del hombre. Si admitimos que el humano tiene defectos de percepción, que no todo lo que ve es cierto, y que no es cierto todo lo que él afirma ver, existe la posibilidad de crear relatos que no "cuadren" con nuestra vision terrena y nuestra lógica. Los elfos, dice Tolkien, estan poco interesados en las vidas de los humanos. ¿Porque entonces insistimos en que las hadas bailen para nosotros y los enanos nos construyan armaduras?
Teniendo esto en mente, estamos listos para el primer escalón ante la entrada de Fantasía: no todo en ella nos puede agradar. Las hadas tienen su justicia y sus recompensas, muchas de las cuales pueden parecerles insensatas al hombre. Debemos dejar nuestra visión homocéntrica al entrar en Fantasía. No es el hombre el más sabio, ni el mas hermoso, mucho menos el más justo.
El segundo escalón es la Magia. En Fantasía hay magia porque nosotros la hemos exiliado de nuestro mundo. Cuando misterioso ocurre, lo remitimos a Fantasía. La Magia es Creación. Todos podemos crear. Todos podemos hacer magia. Está la magia utilitarista, la que busca un fin profano y egoísta, y la llamada alta magia, aquella que busca la ascención espirtual del mago. La magia de los elfos radica en la pureza de los conceptos, el agua mas transparente, el bosque mas hermoso, la luz mas poderosa. la magia es una de las leyes inquebrantables de Fantasía: uno debe CREER en ella, no mancillarla, tenerle respeto y veneración.
El siguente escalón, es la coherencia (lo que Tolkien llamó, "coherencia interna de la realidad") Si iniciamos un relato acerca de la Segunda Guerra Mundial, sea donde sea que ubiquemos la escena, traeremos a nuestra mente un modelo claro y preciso de los personajes y situaciones, si hablamos de Nazis, recordaremos a Hitler, por ejemplo. No hay evento alguno en esa historia que sea casual o inventado, los Aliados no llegaron de la nada y tiraron la bomba en Hiroshima. Fue por alguna razón, retorcida o razonable, lo que llevo los eventos a su cauce. Si eso ocurre en la vida real, en Fantasía tambíen. Los gnomos tienen historia y leyendas, las sílfides vigilan los árboles por alguna razón y aún en el futuro más aberrante, podemos encontrar nexos con el pasado que lo originó. Si al escribir olvidamos esto, estamos, literalmente inventando disparates. No creando. Estamos vomitando ocurrencias sobre el papel, visiones fragmentadas de una realidad. El escribir una obra fantástica es recrear toda la historia y el destino de los personajes, para que sea tan perfecta (por asi decirlo) con la realidad. Si al leer el libro, mientras viajamos por sus paginas, no encontramos defecto alguno (y no en el sentido de redaccion, sino en la cadena de ideas) y nos sentimos adentro de la nave espacial y creemos que al apretar un botón podemos regresar en el tiempo, la coherencia esta dada y la obra es buena.

Dejare el tema aquí. Espero que podamos iniciar un buen debate acerca de este aspecto ignorado y olvidado de los escritores modernos de ficció

Anuncios

2 pensamientos en “Sobre los cuentos de hadas

Animate! Deja un comentario. Todos son valiosos

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s